en de

El sentido de la vida

El sentido de la vida es independiente de religiones, nacionalidades, educación o lo que fuera.

¿Para qué vivo yo?

Dependiendo de la edad o situación en la vida, la respuesta surge con facilidad. Para mi novio, para mi novia: “Sin mi novia, sin mi novio, la vida carece de sentido.“ Más tarde será probablemente la pareja formal o la familia que dé sentido a nuestras vidas. Quizás el trabajo donde prosperemos. – Pero ¿y si el matrimonio se rompe? ¿Los niños se van? ¿El negocio fracasa?

Este aparente sentido de la vida depende de situaciones externas y de nuestros pensamientos cambiantes. Así que este aparente sentido de la vida es como el mundo, siempre cambia. Es relativo. ¿Cómo puede ser que el sentido de la vida entera tenga que ser adaptado una y otra vez a la situación actual?


Un sentido perdurable nos da sostén


Sólo un sentido de la vida persistente y absoluto nos da sostén y orientación para toda la vida, incluso cuando el mundo que nos rodea parece colapsar. Al contrario, si de situación en situación adaptamos el sentido de la vida, ¡empezamos la casa por el tejado!

Con el paso de la vida, el ser humano madura y ya no da tanta importancia a las cosas del mundo. Sabe que todo es relativo, que hay cumbres y valles, y que nada da satisfacción para siempre y que todo termina. Así son las características de este mundo.



Es el sentido de la vida entender que el mundo siempre cambiante no puede darnos felicidad duradera, y es por eso que estamos llamados a buscar el Absoluto.


mar de nubes, Valais
Un mar de nubes, la vista desde la puerta

¿Qué es el Absoluto?

El Absoluto se encuentra plácidamente en el fondo de todo lo que se mueve. Nada que cambia es el Absoluto. La meta de la vida es (a ser posible) experimentar el Absoluto. ¿Cómo experimentarlo? Experimentamos el mundo grueso, el sutil y el universo con nuestros órganos sensoriales. Pero al Absoluto que está detrás de estos mundos empíricos, lo reconocemos en el silencio, fuera de la percepción sensorial.

¿Qué experimentamos detrás de estos mundos empíricos de los sentidos? Al principio, una satisfacción profunda. Las Sagradas Escrituras de los Hindúes nos hablan de “sat, chit, ananda”. El Ser eterno y absoluto – conocimiento completo y absoluto – felicidad absoluta. Esa es la definición del Absoluto.




A propósito ...

P.D. 1:
Vive la vida tal como se te presenta, con todas sus tareas y obligaciones. Al mismo tiempo, ten consciencia del Absoluto escondido detrás de lo relativo. Sin duda te llegará el momento cuando ya no tengas nada que hacer, nada que conseguir. Entonces sólo te centrarás en el Absoluto; el mundo empírico de los sentidos ya no te afectará. (La gente te reprochará todo lo que ellos creen que todavía eres responsdable. Pero sólo tú sabrás que ya no lo eres).

P.D. 2:
Unas guías completas de como podemos reconocer y experimentar el Absoluto (o en términos religiosos Dios) nos las han dado por lo menos, Jesucristo en los cuatro evangelios, Sri Krishna en el Bhagavad-Guita o Buda Gautama con su vida ejemplar. Para entender estas instrucciones tenemos que mirar a través de los sistemas religiosos sobrepuestos.