Pie de Cristo
en de

Las virtudes divinas

Vivir una vida digna

En el camino hacia Dios se debe adquirir competencias espirituales. Por eso, todas las Sagradas Escrituras de este mundo explican cómo pensar, cómo vivir y cómo actuar en la vida diaria.


Es condición previa ser una buena persona. Dondequiera que encontrara Jesús a la gente, les hablaba con amor y les enseñaba cómo vivir la vida.
Con amor quiere decir que siempre tenía el enfoque en Dios para guiar a las personas hacia Dios. Y a veces tenía que pronunciar palabras muy claras para encarrilar una persona.

Así también Krishna en el Bhagavad Guita (la Sagrada Escritura de los Hindúes), donde le enseña a un guerrero llamado Arjuna cómo vivir la vida y convertirse en santo. En el capítulo 12, versículos 13–20, da una lista de 39 virtudes divinas que uno debe desarrollar para volverse consciente de Dios.

"The Divine Virtues"
por Swami Yogeshwarananda Giri

En su libro (en inglés) cada virtud está explicada en una manera muy clara y de fácil comprensión. 35 páginas.

A la venta en www.himalayanhermit.com


Las 39 virtudes según el Bhagavad Guita

Bhagavad Guita, capítulos 12 versículos 13–20

  1   Sin odio ni mala voluntad hacia ningún ser vivo. Sentimiento amoroso incondicional.

  2   Sentimiento de amistad. El santo es amigo de todos.

  3   Compasión hacia los afligidos, los necesitados y los pobres.

  4   No hay sentimiento de "yo" o "mío".

  5   Libre del ego. ("Yo soy esto o aquello." Los santos realizan su función con un ego funcional.)

  6   Indiferente en la alegría y el pesar.

   7   Siempre perdonando.

  8   Siempre contento.

  9   Siempre un yogui / una yoguini. En un estado de equilibrio mental.

  10   Manteniendo el control sobre sí mismo.

  11   Firme en la determinación. Sabiendo, sin necesidad de declararse o explicarse.

  12   La mente y el intelecto están fijados en lo Divino.

  13   No perturba al mundo.

  14   No se deja perturbar por el mundo.

  15   Libre de alegría exuberante.

  16   Sin envidia.

  17   Sin miedo.

  18   Vive sin ansiedad.

  19   No depende de nadie ni de nada.

  20   Pureza de corazón. (Mente pura. Pensamientos y sentimientos puros.)

  21   Capaz en todo lo que hace.

   22   Desapegado.

  23   No sufre dolor de corazón ni emocional ni mental.

  24   No inicia ni hace nada. (Sin proyectos).

   25   Ni es eufórico ni odia.

  26   No sufre.

  27   No desea.

  28   Ha renunciado a lo bueno y lo malo. Ha renunciado al desempeño de acciones buenas y malas.

  29   Lleno de devoción a lo Divino.

  30   Con la misma serenidad ante amigos y enemigos.

  31   Con la misma actitud en el honor y …

  32   en la deshonra.

  33   Es igual en el frío y el calor (en la alegría y en la pena).

  34   Libre de compañía.

  35   Igual en elogio y en crítica.

  36   Poco hablador y muy callado.

  37   Contento venga lo que venga.

  38   Carece de hogar.

  39   Mentalmente fuerte. (Viviendo con un sentido equilibrado y con estabilidad interna en un universo cambiante.)