en de

¿Vivimos un sueño?

¿Cuál es la diferencia entre un sueño y la vida real? Recuerda lo que soñaste anoche, o cualquier otro sueño, no importa. Bien. ¿Te acuerdas del mundo en el que has pasado ese sueño y las sensaciones que hayas tenido?  Bien. Todo eso se puede recordar pero no se deja tocar aquí y ahora, no se puede ver y no se puede sentir. Por lo tanto, ha sido un sueño. ¿De acuerdo?

¿Recuerdas tus ultimas vacaciones? ¿Recuerdas el lugar y las sensaciones que hayas tenido allá? Bien. ¿Con qué estabas de acuerdo en el párrafo anterior?
Todo lo que se puede recordar pero no se puede tocar ni se puede ver ahora mismo, es un sueño. – Pero, lo viviste y tocaste las cosas de verdad. Y sobre todo, ¡tienes fotos como prueba!



Tu crees que hay una diferencia entre un sueño y las vacaciones.
Ya que en el momento en el que estuviste en algún lugar en tus vacaciones, ahí había cualidades de realidad. Cuando lo viste y viviste tenía una apariencia real.

Lagos Martiánez, Puerto de la Cruz, Tenerife
Lagos Martiánez, Puerto de la Cruz (Tenerife)

Cuando soñaste, el mundo del sueño se sintió muy real también; y de ninguna manera estabas consciente de que estabas soñando. Por lo tanto ha sido una realidad aparente por el tiempo que duró. Ahora estás despierto/despierta y sabes que el sueño fue un sueño. Ni tenía ni tiene ningún aspecto de realidad.

Déjanos suponer que la realidad está solo aquí y ahora, y solamente mientras pueda ver o tocar algo. Significaría que la realidad estaría limitada con respecto al tiempo. Cuando el tiempo se acaba, también la "realidad" se acabó. A una realidad que cambia y está limitada por el tiempo, una realidad que desaparece, no se le llama "realidad" sino ilusión.

Le puedes dar las vueltas que quieras. Nunca encontrarás la manera de demostrar que tu vida es una realidad. Ni las fotos de tus vacaciones pueden probarlo. Estas fotos existen sólo durante un tiempo limitado. – Sabes lo rápido que tu ordenador o móvil pueden “olvidar".   ;-)


Tampoco científicamente se puede probar la existencia de este mundo o la existencia de materia y energía. Lo que se quiera demostrar como existente, requiere un instrumento de medición o un aparato complicado, controlado por ordenadores. Pero estos instrumentos en sí ya están hechos de materia también. Por lo tanto: la prueba de la existencia a través de la materia no tiene sentido. (Y si tocas algo con la mano, entonces es materia tocando materia. Lo mismo ocurre con el ojo).


Las montañas nevadas en Suiza
Un momento muy breve. Vista por la ventana
El primer nieve en el otoño
Una buena capa tapa. (Delante del establo)
Un arcoíris en las montañas Suizas
El tiempo cambiante. (Vista por la puerta.)

Concedido, hay una diferencia entre el sueño y el mundo. El mundo parece más intenso y más duradero.

Nunca podremos probar que el mundo y la vida son reales – así que es una vida irreal en un mundo irreal. Es una ilusión, más bien un mundo y una vida de ensueños.

Consecuencias: Continuamos con nuestras vidas y nuestras acciones. Al mismo tiempo, proporcionamos un valor diferente a las cosas y a los acontecimientos. Conscientes de que debe de haber algo invariable, algo detrás de este mundo.

  • Somos conscientes de que somos ÉSO.


Inspirada por un libro una señora me preguntó una vez (fue en Candelaria, Tenerife): «¿Sabes cuál es la mayor ilusión?»
Le contesté: «La mayor ilusión es que creemos que la ilusión es la realidad y se nos hace creer que la realidad es ilusión».