en de

La ilusión

¿Qué es la ilusión? ¿Y qué es la realidad? Cuando sepas distinguir entre las dos, verás el mundo de manera diferente.

Una fata morgana, un espejismo, es una ilusión. Al principio crees que es real, con el tiempo se desvanece hasta desaparecer. La ilusión es cambiante. Todo lo que está limitado por tiempo o por espacio, se llama ilusión.

Todo lo que te imaginas es una ilusión porque nunca se llega a realizar tal como lo pensaste, o no se llega nunca a realizar. Recuerdos también son ilusiones, porque lo que recuerdas ya no tiene lugar.


Se dice, lo que no es al principio y no es al final, tampoco existe en medio.

Fray Meinrad Eugster (1848 – 1945), Benedictino en Suiza, solía decir:

«Oh, sólo tened paciencia. Todo se acabará, menos la eternidad.»


El color naranja – una ilusión

 

Decimos un objeto es de color naranja, pero la verdad es que el objeto refleja la parte naranja de la luz solar. – ¿Y cuál es el color verdadero de este objeto?

Nuestros órganos sensoriales sólo perciben el reflejo pero no la realidad.

Así tomamos el reflejo por realidad y perdemos lo que es verdadero.

¿Por qué ropa naranja?

¿Por qué es de color naranja el traje de los monjes hindúes? Ciertos monjes budistas también van de naranja.

En el año 2007 en Zurich un tranvía casi pasó por encima de mí. El conductor me vió venir y pudo frenar. Quizá por eso lo de naranja.   ;-)

En la India, el rojo es el color de la segunda casta, los guerreros. El color de la tercera casta, los comerciantes (productos o servicios), es el amarillo. Los monjes se ponen la mezcla (o la combinación) de rojo y amarillo.

Cuando ves a alguien de naranja en la calle, ya sabes dónde está el conocimiento. Lo puedes conseguir de él. A alguien vestido de naranja sin duda siempre le puedes hacer tus preguntas. ¡Habla con él! ¡Háblale!